Salmos 68:21-27

Dios aplastará la cabeza de sus enemigos,
    la testa enmarañada de los que viven pecando.
El Señor nos dice: «De Basán los haré regresar;
    de las profundidades del mar los haré volver,
para que se empapen los pies
    en la sangre de sus enemigos;
para que, al lamerla, los perros
    tengan también su parte».

En el santuario pueden verse
    el cortejo de mi Dios,
    el cortejo de mi Dios y Rey.
Los cantores van al frente,
    seguidos de los músicos de cuerda,
    entre doncellas que tocan panderetas.
Bendecid a Dios en la gran congregación;
    alabad al Señor, descendientes de Israel.
Los guía la joven tribu de Benjamín,
    seguida de los múltiples príncipes de Judá
    y de los príncipes de Zabulón y Neftalí.

Read More of Salmos 68