Nueva Versión Internacional

Salmos 128

Cántico de los peregrinos.

1Dichosos todos los que temen al Señor,
    los que van por sus caminos.
Lo que ganes con tus manos, eso comerás;
    gozarás de dicha y prosperidad.
En el seno de tu hogar,
    tu esposa será como vid llena de uvas;
alrededor de tu mesa,
    tus hijos serán como vástagos de olivo.
Tales son las bendiciones
    de los que temen al Señor.

Que el Señor te bendiga desde Sión,
    y veas la prosperidad de Jerusalén
    todos los días de tu vida.
Que vivas para ver a los hijos de tus hijos.

¡Que haya paz en Israel!

New International Version

Psalm 128

Psalm 128

A song of ascents.

Blessed are all who fear the Lord,
    who walk in obedience to him.
You will eat the fruit of your labor;
    blessings and prosperity will be yours.
Your wife will be like a fruitful vine
    within your house;
your children will be like olive shoots
    around your table.
Yes, this will be the blessing
    for the man who fears the Lord.

May the Lord bless you from Zion;
    may you see the prosperity of Jerusalem
    all the days of your life.
May you live to see your children’s children—
    peace be on Israel.