Nueva Versión Internacional

Salmos 8

Al director musical. Sígase la tonada de «La canción del lagar».[a] Salmo de David.

1Oh Señor, soberano nuestro,
    ¡qué imponente es tu nombre en toda la tierra!
    ¡Has puesto tu gloria sobre los cielos!

Por causa de tus adversarios
    has hecho que brote la alabanza[b]
de labios de los pequeñitos y de los niños de pecho,
    para silenciar al enemigo y al rebelde.

Cuando contemplo tus cielos,
    obra de tus dedos,
la luna y las estrellas que allí fijaste,
me pregunto:
    «¿Qué es el hombre, para que en él pienses?
    ¿Qué es el ser humano,[c] para que lo tomes en cuenta?»
Pues lo hiciste poco menos que un dios,[d]
    y lo coronaste de gloria y de honra:
lo entronizaste sobre la obra de tus manos,
    todo lo sometiste a su dominio;
todas las ovejas, todos los bueyes,
    todos los animales del campo,
las aves del cielo, los peces del mar,
    y todo lo que surca los senderos del mar.

Oh Señor, soberano nuestro,
    ¡qué imponente es tu nombre en toda la tierra!

Footnotes

  1. 8 Tít. Sígase … lagar. Lit. Según la gittith.
  2. 8:2 has hecho que brote la alabanza. Lit. fundaste la fortaleza.
  3. 8:4 ser humano. Lit. hijo de hombre.
  4. 8:5 un dios. Alt. los ángeles o los seres celestiales.