Nueva Biblia al Día

Salmos 53

Salmos 53

Dice el *necio en su *corazón:
    «No hay Dios.»
Están corrompidos, sus obras son detestables;
    ¡no hay uno solo que haga lo bueno!

Desde el cielo Dios contempla a los *mortales,
    para ver si hay alguien
    que sea sensato y busque a Dios.
Pero todos se han descarriado,
    a una se han corrompido.
No hay nadie que haga lo bueno;
    ¡no hay uno solo!

¿Acaso no entienden todos los que hacen lo malo,
    los que devoran a mi pueblo como si fuera pan?
    ¡Jamás invocan a Dios!
Allí los tienen, sobrecogidos de miedo,
    cuando no hay nada que temer.
Dios dispersó los huesos de quienes te atacaban;
    tú los avergonzaste, porque Dios los rechazó.

¡Quiera Dios que de *Sión
    venga la *salvación para Israel!
Cuando Dios restaure a su pueblo,[a]
    se regocijará Jacob; se alegrará todo Israel.

  1. Salmos 53:6 restaure a su pueblo. Alt. haga que su pueblo vuelva del cautiverio.