Nkwa Asem

Nnwom 39

Ɔmanehunufo bɔneka

1Mekae se, “Nea meyɛ biara, mɛhwɛ yiye na meremma me tɛkrɛma nyɛ bɔne; sɛ ɔdebɔneyɛfo bɛn me a, merenka hwee.” Meyɛɛ komm. Manka asɛm baako po; manka biribi a ɛfa ade pa ho. Nanso m’amanehunu kɔɔ so ara maa ahopere hyɛɛ me so. Migu so redwen no, na me haw mu remia. Mantumi antena a mimmisa se, “Awurade, mɛtena ase nna ahe? Da bɛn na mewu? Kyerɛ me bere a me nkwa bɛba awiei.” Wɔatew me nkwa nna so! W’ani so de, me nkwa nna nka hwee. Nokware, ɔteasefo biara nsen mframa mu tutuw; ɔnsen sunsumma. Nea ɔyɛ biara yɛ ɔkwa; ɔboa ahonya ano nanso onnim nea ɛbɛyɛ ne de. Afei ɛdɛn na memfa me ho nto so, Awurade? Mede me ho to wo so.

Gye me fi me bɔne nyinaa mu. Na mma agyimifo nserew me.

Mɛyɛ komm. Merenka asɛm baako po efisɛ, wo na woma mihu amane saa.

10 Ntwe m’aso bio. Mereyɛ awu wɔ wo nsa ano. 11 Wode animka na ɛtwe onipa bɔne aso te sɛ afofantɔ sɛe nea ɔpɛ. Nokware, afei onipa nte sɛ mframa mu tutuw bio.

12 Tie me mpaebɔ, Awurade, na tie me sufrɛ; na sɛ misu frɛ wo a, bɛboa me. Meyɛ wo hɔho mmere tiaa bi sɛ yɛn nenanom pɛ.

13 Gyaa me na minnya ahotɔ ansa na mafi ha a mente ase bio.

Nueva Versión Internacional

Salmos 39

Al director musical. Para Jedutún. Salmo de David.

1Me dije a mí mismo:
«Mientras esté ante gente malvada
    vigilaré mi conducta,
    me abstendré de pecar con la lengua,
    me pondré una mordaza en la boca».
Así que guardé silencio, me mantuve callado.
    ¡Ni aun lo bueno salía de mi boca!
Pero mi angustia iba en aumento;
    ¡el corazón me ardía en el pecho!
Al meditar en esto, el fuego se inflamó
    y tuve que decir:

«Hazme saber, Señor, el límite de mis días,
    y el tiempo que me queda por vivir;
    hazme saber lo efímero que soy.
Muy breve es la vida que me has dado;
    ante ti, mis años no son nada.
¡Un soplo nada más es el mortal! Selah
    Es un suspiro que se pierde entre las sombras.
Ilusorias son las riquezas que amontona,[a]
    pues no sabe quién se quedará con ellas.

»Y ahora, Señor, ¿qué esperanza me queda?
    ¡Mi esperanza he puesto en ti!
Líbrame de todas mis transgresiones.
    Que los necios no se burlen de mí.

»He guardado silencio; no he abierto la boca,
    pues tú eres quien actúa.
10 Ya no me castigues,
    que los golpes de tu mano me aniquilan.
11 Tú reprendes a los mortales,
    los castigas por su iniquidad;
como polilla, acabas con sus placeres.
    ¡Un soplo nada más es el mortal! Selah

12 »Señor, escucha mi oración,
    atiende a mi clamor;
    no cierres tus oídos a mi llanto.
Ante ti soy un extraño,
    un peregrino, como todos mis antepasados.
13 No me mires con enojo, y volveré a alegrarme
    antes que me muera y deje de existir».

Footnotes

  1. 39:6 Ilusorias … que amontona (lectura probable); En vano hace ruido y amontona (TM).