Chinese Contemporary Bible (Traditional)

羅馬書 12

為事奉上帝而活

1所以,弟兄姊妹,我憑上帝的憐憫勸你們獻上自己的身體,作聖潔、蒙上帝悅納的活祭。你們理當這樣事奉。 你們不可追隨世界的潮流,要隨著思想的不斷更新而改變,這樣就能明辨上帝的旨意,知道什麼是良善、純全、蒙祂悅納的。

我憑上帝賜給我的恩典勸告各位,不要自視過高,要照著上帝賜給各人的信心中肯地看待自己。 就像我們身體的各部分有不同的功能, 我們眾人在基督裡組成一個身體,彼此聯結,息息相關。 我們照所得的恩典各有不同的恩賜。說預言的,要按著信心的程度說預言; 服侍的,要忠心服侍;教導的,要專一教導; 勸勉的,要誠心勸勉;施捨的,要慷慨施捨;治理的,要殷勤治理;憐憫的,要甘心憐憫。

相愛相顧

不可虛情假意地愛人。要嫉惡如仇,一心向善。 10 要彼此相愛如同手足,互相尊重,彼此謙讓。 11 要殷勤,不可懶惰,要常常火熱地事奉主。 12 盼望中要有喜樂,患難中要堅忍,禱告要恆切。 13 信徒有缺乏,要慷慨幫助;客人來訪,要熱誠款待。 14 迫害你們的,要為他們祝福;要祝福,不可咒詛。 15 要與喜樂的人同樂,與哀哭的人同哭。 16 要彼此和睦,不可心高氣傲,反要俯就卑微的人,不可自以為聰明。

17 不要以惡報惡。要尊重別人,眾人都認為好的事,應該竭力去做。 18 如果可能,總要盡力與人和睦相處。 19 親愛的弟兄姊妹,不要私自報復,要讓上帝來審判,因為聖經上說:

「主說,『伸冤在我,我必報應。』」

20 所以,

「你的仇敵若餓了,就給他吃的;
若渴了,就給他喝的;
你這樣做是把炭火堆在他頭上。」

21 你不可被惡所勝,反要以善勝惡。

Spanish, Castilian (La Nueva Biblia al Día)

Romans 12

Sacrificios vivos

1Así pues, hermanos míos, con el pensamiento puesto en la inagotable misericordia de Dios, os ruego que le presentéis vuestro cuerpo como un sacrificio vivo y santo, entregado por entero a su servicio. Esta será vuestra más auténtica manera de rendirle culto.

2No os amoldéis a los usos y costumbres propios de este mundo; antes bien, procurad que vuestra mente renovada opere la transformación de vuestra personalidad, para que lleguéis a comprobar lo buena, grata y perfecta que es la voluntad de Dios. “ 3Puesto que Dios me ha confiado la comunicación de su mensaje, quiero aconsejaros que ninguno entre vosotros tenga de sí mismo más alto concepto del que debe tener, sino que se valore sensatamente, de acuerdo con el grado de fe que Dios le haya dado.

4Porque así como nuestro cuerpo físico está compuesto de muchos miembros, y cada uno de ellos está preparado para realizar las funciones que le son peculiares, 5así también el cuerpo de Cristo está formado por el conjunto de todos nosotros, que somos igualmente muchos y miembros los unos de los otros.

6Dios nos ha repartido sus dones entre nosotros según su propio criterio, y a cada cual lo ha capacitado para llevar a cabo una función determinada. Por lo tanto, quien tenga el don de anunciar el evangelio, que lo anuncie de acuerdo con la fe; 7quien sea apto para servir a los demás, que cumpla bien su servicio; el que enseña, dedíquese a la enseñanza; 8el que sepa animar a otros, que no deje de hacerlo, y el que pueda socorrer con sus bienes a los necesitados, que sea generoso. Si alguno tiene el don de dirigir trabajos ajenos, hágalo con solicitud; y el que sea capaz de ayudar y consolar al afligido, entréguese a ello con alegría.

El amor

9Que vuestro amor sea auténtico, sin fingimiento. Odiad lo malo y poneos siempre al servicio del bien. 10Amaos los unos a los otros con verdadero amor fraternal, y que cada cual tenga a los demás como más dignos de alabanza. 11No seáis perezosos en vuestros trabajos. Servid al Señor con entusiasmo.

12Que el gozo de la esperanza en Cristo presida vuestra vida; que soportéis con paciencia los momentos de angustia, y que la oración esté siempre en vuestros labios y en vuestro corazón.

13Solidarizaos con los del pueblo de Dios en sus momentos de necesidad, y practicad la hospitalidad.

14Bendecid a quienes os persiguen porque pertenecéis a Cristo. Bendecidlos y no los maldigáis.

15Si alguien se muestra alegre, compartid con él su alegría; y si alguien está triste, uníos a él en su tristeza.

16Trabajad juntos, en buena armonía; no pretendáis ser más que los otros, sino poneos al nivel de los más humildes; y no os tengáis por más sabios que el resto de los seres humanos.

17Nunca paguéis a nadie mal por mal, sino comportaos siempre honrada y limpiamente delante de todos.

18Si de vosotros depende, haced cuanto podáis por mantener la paz con todo el mundo.

19Queridos hermanos, no tratéis de tomaros la venganza por vuestra propia mano, sino dejad que sea Dios quien imponga el castigo que corresponde a cada caso. Así está escrito: “Mía es la venganza, yo daré el pago”, dice el Señor. “ 20Y también: “Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer, y si tiene sed, dale de beber, pues de ese modo amontonarás ascuas de fuego sobre su cabeza”.

21No os dejéis vencer por el mal, sino venced el mal haciendo el bien.