Chinese Contemporary Bible (Simplified)

箴言 8:1-36

智慧的呼唤

1智慧不是在呼唤吗?

悟性不是在呐喊吗?

2她在路边高处站立,

她在十字街头停留,

3在城门旁,在入口处大喊:

4“世人啊,我呼唤你们,

我向全人类大声呼吁。

5愚昧人啊,要学会谨慎!

愚顽人啊,要慎思明辨!

6你们听啊,我要说美好的话,

开口谈论正直的事。

7我的口传扬真理,

我的嘴憎恨邪恶。

8我口中的言语公正,

没有一句错谬的话。

9我的话,智者明白,哲士认同。

10要接受我的教诲,而非白银;

要选择知识,而非黄金。

11因为智慧比宝石更珍贵,

一切美物都不能与之相比。

12“我智慧与谨慎同住,

我拥有知识和明辨力。

13敬畏耶和华就当憎恨邪恶,

我憎恨骄傲、狂妄、恶道和谎言。

14我有谋略和真知,

又有悟性和能力。

15君王靠我安邦定国,

首领借我秉公行义,

16王公大臣靠我治理天下,

官宦贵胄凭我公正断案。

17爱我的,我也爱他;

恳切寻求我的,必能寻见。

18富贵和尊荣在我,

恒久的产业和公义也在我。

19我的果实胜过纯金,

我的出产胜过纯银。

20我在公义的道上奔走,

在公平的路上前行。

21我要赐财富给爱我的人,

使他们的库房充盈。

22“在耶和华造物的起头,

在太初万物被造以前,

就已经有我。

23从亘古,从太初,

大地还没有形成以前,

我已经被立。

24没有深渊,

没有涌流的水泉以前,

我已经诞生。

25大山未曾奠定,

小丘未曾形成,

我已经出生。

26那时耶和华还没有造大地和原野,

还没有造一粒尘土。

27祂铺设诸天的时候,我已在场。

祂在深渊上画出地平线,

28上使穹苍坚固,

下使深渊的泉源安稳,

29设定沧海的界限,

使海水不得越过祂定的范围,

为大地奠定根基的时候,

30我就在祂身旁,

做祂的工程师,

天天成为祂的喜乐,

终日在祂面前欢悦,

31因祂所造的人世而欢悦,

因祂所造的世人而喜乐。

32“孩子们啊,你们要听从我,

持守我道路的人有福了。

33要听从教诲,不可轻忽,

要做智者。

34人若听从我、天天在我门口仰望、

时时在我门边等候,就有福了。

35因为找到我的,便找到了生命,

他必蒙耶和华的恩惠。

36没找到我就是害自己;

憎恨我就是喜爱死亡。”

Nueva Versión Internacional (Castilian)

Proverbios 8:1-36

Llamado de la sabiduría

1¿Acaso no está llamando la sabiduría?

¿No está elevando su voz la inteligencia?

2Establece su puesto en las alturas,

a la vera del camino y en las encrucijadas.

3Junto a las puertas que dan a la ciudad,

a la entrada misma, grita fuertemente:

4«A vosotros los hombres os estoy llamando;

dirijo mi voz a toda la humanidad.

5Vosotros los inexpertos, ¡adquirid prudencia!

Vosotros los necios, ¡obtened discernimiento!

6Escuchadme, que diré cosas importantes;

mis labios hablarán lo correcto.

7Mi boca expresará la verdad,

pues mis labios detestan la mentira.

8Las palabras de mi boca son todas justas;

no hay en ellas maldad ni doblez.

9Son claras para los entendidos,

e irreprochables para los sabios.

10Optad por mi instrucción, no por la plata;

por el conocimiento, no por el oro refinado.

11Vale más la sabiduría que las piedras preciosas,

y ni lo más deseable se le compara.

12»Yo, la sabiduría, convivo con la prudencia

y poseo conocimiento y discreción.

13Quien teme al Señor aborrece lo malo;

yo aborrezco el orgullo y la arrogancia,

la mala conducta y el lenguaje perverso.

14Míos son el consejo y el buen juicio;

míos son el entendimiento y el poder.

15Por mí reinan los reyes

y promulgan leyes justas los gobernantes.

16Por mí gobiernan los príncipes

y todos los nobles que rigen la tierra.8:16 y todos los nobles que rigen la tierra (varios mss. hebreos y LXX); y nobles, todos jueces justos (TM).

17A los que me aman, les correspondo;

a los que me buscan, me doy a conocer.

18Conmigo están las riquezas y la honra,

la prosperidad8:18 prosperidad. Lit. justicia. y los bienes duraderos.

19Mi fruto es mejor que el oro fino;

mi cosecha sobrepasa a la plata refinada.

20Voy por el camino de la rectitud,

por los senderos de la justicia,

21enriqueciendo a los que me aman

y acrecentando sus tesoros.

22»El Señor me dio la vida8:22 me dio la vida. Alt. era mi dueño. como primicia de sus obras,8:22 obras. Lit. caminos.

mucho antes de sus obras de antaño.

23Fui establecida desde la eternidad,

desde antes que existiera el mundo.

24No existían los grandes mares cuando yo nací;

no había entonces manantiales de abundantes aguas.

25Nací antes que fueran formadas las colinas,

antes que se cimentaran las montañas,

26antes que él creara la tierra y sus paisajes

y el polvo primordial con que hizo el mundo.

27Cuando Dios cimentó la bóveda celeste

y trazó el horizonte sobre las aguas,

allí estaba yo presente.

28Cuando estableció las nubes en los cielos

y reforzó las fuentes del mar profundo;

29cuando señaló los límites del mar,

para que las aguas obedecieran su mandato;

cuando plantó los fundamentos de la tierra,

30allí estaba yo, afirmando su obra.

Día tras día me llenaba yo de alegría,

siempre disfrutaba de estar en su presencia;

31me regocijaba en el mundo que él creó;

¡en el género humano me deleitaba!

32»Y ahora, hijos míos, escuchadme:

dichosos los que van por8:32 van por. Lit. guardan. mis caminos.

33Atended a mi instrucción, y sed sabios;

no la descuidéis.

34Dichosos los que me escuchan

y a mis puertas están atentos cada día,

esperando a la entrada de mi casa.

35En verdad, quien me encuentra halla la vida

y recibe el favor del Señor.

36Quien me rechaza se perjudica a sí mismo;

quien me aborrece ama la muerte».