Proverbios 22:7-16

Los ricos son los amos de los pobres;
    los deudores son esclavos de sus acreedores.

El que siembra maldad cosecha desgracias;
    el Señor lo destruirá con el cetro de su ira.[a]

El que es generoso[b] será bendecido,
    pues comparte su comida con los pobres.

Despide al insolente, y se irá la discordia
    y cesarán los pleitos y los insultos.

El que ama la pureza de corazón y tiene gracia al hablar
    tendrá por amigo al rey.

Los ojos del Señor protegen el saber,
    pero desbaratan las palabras del traidor.

«¡Hay un león allá afuera! —dice el holgazán—.
    ¡En plena calle me va a hacer pedazos!»

La boca de la adúltera es una fosa profunda;
    en ella caerá quien esté bajo la ira del Señor.

La necedad es parte del corazón juvenil,
    pero la vara de la disciplina la corrige.

Oprimir al pobre para enriquecerse,
    y hacerle regalos al rico,
    ¡buena manera de empobrecerse!


Footnotes
  1. 22:8 el Señor … su ira. Lit. el cetro de su ira perecerá.
  2. 22:9 El que es generoso. Lit. El buen ojo.

Read More of Proverbios 22