Nueva Versión Internacional

Salmos 148

1¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

Alaben al Señor desde los cielos,
    alábenlo desde las alturas.
Alábenlo, todos sus ángeles,
    alábenlo, todos sus ejércitos.
Alábenlo, sol y luna,
    alábenlo, estrellas luminosas.
Alábenlo ustedes, altísimos cielos,
    y ustedes, las aguas que están sobre los cielos.
Sea alabado el nombre del Señor,
    porque él dio una orden y todo fue creado.
Todo quedó afirmado para siempre;
    emitió un decreto que no será abolido.

Alaben al Señor desde la tierra
    los monstruos marinos y las profundidades del mar,
el relámpago y el granizo, la nieve y la neblina,
    el viento tempestuoso que cumple su mandato,
los montes y las colinas,
    los árboles frutales y todos los cedros,
10 los animales salvajes y los domésticos,
    los reptiles y las aves,
11 los reyes de la tierra y todas las naciones,
    los príncipes y los gobernantes de la tierra,
12 los jóvenes y las jóvenes,
    los ancianos y los niños.

13 Alaben el nombre del Señor,
    porque solo su nombre es excelso;
su esplendor está por encima de la tierra y de los cielos.
14     ¡Él ha dado poder a su pueblo![a]

¡A él sea la alabanza de todos sus fieles,
    de los hijos de Israel, su pueblo cercano!

¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

Notas al pie

  1. 148:14 ¡Él ha dado … su pueblo! Lit. ¡Él levantó un cuerno para su pueblo!

The Message

Psalm 148

11-5 Hallelujah!
Praise God from heaven,
    praise him from the mountaintops;
Praise him, all you his angels,
    praise him, all you his warriors,
Praise him, sun and moon,
    praise him, you morning stars;
Praise him, high heaven,
    praise him, heavenly rain clouds;
Praise, oh let them praise the name of God
    he spoke the word, and there they were!

He set them in place
    from all time to eternity;
He gave his orders,
    and that’s it!

7-12 Praise God from earth,
    you sea dragons, you fathomless ocean deeps;
Fire and hail, snow and ice,
    hurricanes obeying his orders;
Mountains and all hills,
    apple orchards and cedar forests;
Wild beasts and herds of cattle,
    snakes, and birds in flight;
Earth’s kings and all races,
    leaders and important people,
Robust men and women in their prime,
    and yes, graybeards and little children.

13-14 Let them praise the name of God
    it’s the only Name worth praising.
His radiance exceeds anything in earth and sky;
    he’s built a monument—his very own people!

Praise from all who love God!
    Israel’s children, intimate friends of God.
Hallelujah!