Nueva Versión Internacional

Salmos 128

Cántico de los peregrinos.

1Dichosos todos los que temen al Señor,
    los que van por sus caminos.
Lo que ganes con tus manos, eso comerás;
    gozarás de dicha y prosperidad.
En el seno de tu hogar,
    tu esposa será como vid llena de uvas;
alrededor de tu mesa,
    tus hijos serán como vástagos de olivo.
Tales son las bendiciones
    de los que temen al Señor.

Que el Señor te bendiga desde Sión,
    y veas la prosperidad de Jerusalén
    todos los días de tu vida.
Que vivas para ver a los hijos de tus hijos.

¡Que haya paz en Israel!

King James Version

Psalm 128

1Blessed is every one that feareth the Lord; that walketh in his ways.

For thou shalt eat the labour of thine hands: happy shalt thou be, and it shall be well with thee.

Thy wife shall be as a fruitful vine by the sides of thine house: thy children like olive plants round about thy table.

Behold, that thus shall the man be blessed that feareth the Lord.

The Lord shall bless thee out of Zion: and thou shalt see the good of Jerusalem all the days of thy life.

Yea, thou shalt see thy children's children, and peace upon Israel.