Nueva Biblia al Día

Salmos 120

Salmos 120

En mi angustia invoqué al Señor,
    y él me respondió.
Señor, líbrame de los labios mentirosos
    y de las lenguas embusteras.

¡Ah, lengua embustera!
    ¿Qué se te habrá de dar?
    ¿Qué se te habrá de añadir?
¡Puntiagudas flechas de guerrero,
    con ardientes brasas de *retama!

¡Ay de mí, que soy extranjero en Mésec,
    que he acampado entre las tiendas de Cedar!
¡Ya es mucho el tiempo que he acampado
    entre los que aborrecen la *paz!
Yo amo la paz,
    pero si hablo de paz,
    ellos hablan de guerra.

Knijga O Kristu

Este capítulo no está disponible momentáneamente. Por favor intente nuevamente luego.