Mushuj Testamento Diospaj Shimi

Hebreos 9:1-28

Diospaj Carpa huasipi curacuna imallata ruraj cashcami

1Riquichij: Dios punta ari nishcapica, Pai Diosta ima shina yuyarinatapish mandashcami. Shinallataj maipi Diosta yuyarichunpish, cai pachallapitajmi shuj huasita curca. 2Diosta yuyarina Carpa huasica, cashnami carca: Punta ucuca, Diospajlla Ucu nishcami carca. Chai ucupica candeleropish, meźapish, Diosman cushca tandacunapishmi tiyarca. 3Diospaj Carpa huasi ucullapitaj, linsohuan jarcachishca caishuj ucuca, Diospajlla ashtahuan chʼicanchishca Ucu nishcami carca. 4Chai ucupica, inciensota rupachina curi altarpish, Dios-huan ari ninacushca quillcata huaquichina Cajonpishmi tiyarca. Chai Cajonca, ucutapish jahuatapish curihuan pillushcami carca. Chai Cajón ucupica, maná shuti micunata huaquichishca curi mangapish, Aaronpaj, verdijlla tucushca varapish, Dios ari nishcata quillcashca tablajlla rumicunapishmi huaquichishca tiyacurca. 5Chai Cajón jahuapica, Dios sumaj cashcata ricuchij querubincunami shayacurca. Chaicunaca, juchayuj cashcamanta yahuarta maipi tsirapanata pacashpami shayaj carca. Chaicunamantaca cunanca, ña mana ashtahuan tucuita parlai tucunichu.

6Chashna allichishca cajpimi, curacunaca Diospaj Carpa huasi ucumanca, punllanta yaicushpa imalla rurana cashcata Diospaj rurancuna. 7Shina cashpapish Diospajlla caishuj Ucumanca, curacunata mandaj curallami huatapi shuj cutinlla yaicun. Chaimanca paipaj juchamantapish, shujtajcuna mana yachashpa rurashca juchacunamantapish animalcunapaj yahuarta Diosman cungapajmi yaicun. 8Chashna cajpimi, Diospaj huasi punta ucu tiyacujpirajca, Diospajlla chʼicanchishca caishuj Ucuman yaicuna ñanca, manaraj tiyashcata, Diospaj jucha illaj Espirituca yuyachin. 9Tucui caicunaca cunan punllapajca, shuj yuyachinallami. Diosman imalla cuna cashcata cushcapish, Diosman animalcunata cushpa huañuchishcapish Paita chashna adorajcunataca ima juchachina illaj, alli yuyaiyujtaca mana rurai tucunchu. 10Chai mandashcacunaca imallata micunata, imallata ubyanata, Diospaj ñaupajpi alli ricuringapaj maillarinatapish, jahua aichapi imalla ruranatapishmi yachachin. Caicunataca, Dios shujtajta rurangacamallami rurana carca.

Cristopaj yahuarmi ñucanchij juchacunata anchuchin

11Chashna cajpipish, Cristoca ñamari shamurca. Cunanca, curacunata Mandajca Paimi. Chashna cashcamantami, shamuj punllacunapi cuna cashca allicunata apamurca. Diospajta Pai ruracun Ucuca, ñaupa ucuta yalli jatunmari, tucuipi ashtahuan allipishmari. Chai Ucuca mana runacuna rurashcachu, mana cai pachapichu. 12Cristoca, Diospajlla chʼicanchishca Ucumanca ñamari yaicurca. Chai Ucumanca cʼari chivocunapaj, malta cʼari biźicunapaj yahuarta Diosman cungapaj mana yaicurcachu. Ashtahuanpish Paipaj quiquin yahuarta Diosman cushpa huiñaipaj quishpichingapajmi, shuj cutinlla yaicurca. 13Cʼari huagracunapaj, cʼari chivocunapaj yahuarpish, huarmi biźita rupachishca ushpatapish millaita rurajcunapaj jahuapi tsirapajpica, jahua aichataca mapata anchuchishpa chuyayachi tucunmi. 14Chashna cajpica, Cristopaj yahuarcarin ashtahuan chuyayachi tucujmari. Huiñaita causaj Espirituhuan chuya cashpami, Cristoca Paillataj Taita Diosman curishpa huañurca. Paipaj yahuarmi huañunaman apaj millaita rurana yuyaicunataca, cancunamanta pʼichacun. Chaimantami, causacuj Taita Diospajtaca rurai tucunchij.

15Mushujta Dios ari nishcata mañashpa cungapajmi, Cristoca chashna huañurca. Pai huañushpami, ñaupaman Dios ari nishcata pʼaquijcunapaj juchacunataca perdonarca. Dios agllashcacunaman huiñaipaj Dios cusha nishcata, paicuna japina cashcata mañashpa cungapajmi huañurca.

16Huañugrij pimanlla imallata saquinata quillcashpa churajpica, cusha nishpa quillcaj huañungacama shuyanarajmi. 17Cuna tucushpa quillcachij huañujllapimi, chai quillcapi tiyacuj shutiyujca japichun nishcata japin. Japichun nishpa quillcachij causacujpirajca, quillcashca tiyacujpipish imata mana japi tucunchu. 18Chaimantami Diosca, punta ari ninacuitapish, yahuarta jichashcahuan callarishca. 19Moisesca, Mandashcapi tucui imalla nishcacunatarajmi, tucuicunaman huillashca. Chai huashaca, puca millmata, hisopota japishpa huagracunapaj, cʼari chivocunapaj yahuarpipish, yacupipish satishpami, Dios Mandashcata quillcashca Libro jahuatapish, tucui chaipi cajcunapaj jahuatapish tsirapashca. 20Moisesca, chashna tsirapacushpaca: «Taita Dios ari nishpami, cashna yahuarta tsirapachun cancunata mandashca» nishpami, chai yahuarta tsiraparca. 21Shinallataj Diospaj Carpa huasitapish, Diospajta rurangapaj tucui imalla chai ucupi tiyajcuna jahuapipishmi tsirapashca. 22Mandashcapi nishca shinaca, imata chuyayachingapajpish yahuarhuanmi tsirapancuna. Mana yahuarta jichajpica, juchacunataca mana perdonanchu.

23Jahua pachapi tiyajcunata ricuchijcunalla cajpipish chashna yahuarhuantaj chuyayachina cajpica, jahua pachapitaj tiyajcunacarin, animalcunapaj yahuartapish yalli valij yahuarhuanmari chuyayachishca cana can. 24Cristoca jahua pachapi tiyaj Diospaj huasita ricuchingapaj, cai pachapi runacuna rurashca huasillamanca mana yaicurcachu. Ashtahuanpish cunanca, ñucanchijmanta Taita Diospaj ñaupajpi ricuringapajmi, Paica jahua pachamantaj yaicurca. 25Shinallataj curacunata mandaj curacuna shinaca, Diospajlla chʼicanchishca Ucumanca, huatanta animalcunapaj yahuarllata Diosman cushpa tsirapangapaj mana yaicunchu. Paica, mana cutin cutin Diosman curinchu. 26Chashna rurana cashca cajpica, cai pachata rurashca punllamantami cutin cutin huañucunmanlla carca. Ashtahuanpish cunan cai tucuricui huatacunapimi, Cristoca juchacunata anchuchingapaj, paillataj shuj cutinlla huañurca. 27Tucui gentecunatami, shuj cutinlla huañuchun churashca. Chai qʼuipaca, imalla rurashcatami Diosman ricuchina canga. 28Shinallatajmi Cristoca, shuj cutinlla cai tucui gentecunapaj juchacunata anchuchingapaj, Diosman Paillataj curishpa huañurca. Cutin qʼuipata shamushpaca, juchacunata anchuchingapajca mana shamungachu. Pai shamunata shuyajcunata quishpichingapajmari shamunga.

Nueva Versión Internacional

Hebreos 9:1-28

El culto en el tabernáculo terrenal

1Ahora bien, el primer pacto tenía sus normas para el culto, y un santuario terrenal. 2En efecto, se habilitó un tabernáculo de tal modo que en su primera parte, llamada el Lugar Santo, estaban el candelabro, la mesa y los panes consagrados. 3Tras la segunda cortina estaba la parte llamada el Lugar Santísimo, 4el cual tenía el altar de oro para el incienso y el arca del pacto, toda recubierta de oro. Dentro del arca había una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que había retoñado, y las tablas del pacto. 5Encima del arca estaban los querubines de la gloria, que cubrían con su sombra el lugar de la expiación.9:5 el lugar de la expiación. Lit. el propiciatorio. Pero ahora no se puede hablar de eso en detalle.

6Así dispuestas todas estas cosas, los sacerdotes entran continuamente en la primera parte del tabernáculo para celebrar el culto. 7Pero en la segunda parte entra únicamente el sumo sacerdote, y solo una vez al año, provisto siempre de sangre que ofrece por sí mismo y por los pecados de ignorancia cometidos por el pueblo. 8Con esto el Espíritu Santo da a entender que, mientras siga en pie el primer tabernáculo, aún no se habrá revelado el camino que conduce al Lugar Santísimo. 9Esto nos ilustra hoy día que las ofrendas y los sacrificios que allí se ofrecen no tienen poder alguno para perfeccionar la conciencia de los que celebran ese culto. 10No se trata más que de reglas externas relacionadas con alimentos, bebidas y diversas ceremonias de purificación, válidas solo hasta el tiempo señalado para reformarlo todo.

La sangre de Cristo

11Cristo, por el contrario, al presentarse como sumo sacerdote de los bienes definitivos9:11 definitivos. Var. venideros. en el tabernáculo más excelente y perfecto, no hecho por manos humanas (es decir, que no es de esta creación), 12entró una sola vez y para siempre en el Lugar Santísimo. No lo hizo con sangre de machos cabríos y becerros, sino con su propia sangre, logrando así un rescate eterno. 13La sangre de machos cabríos y de toros, y las cenizas de una novilla rociadas sobre personas impuras, las santifican de modo que quedan limpias por fuera. 14Si esto es así, ¡cuánto más la sangre de Cristo, quien por medio del Espíritu eterno se ofreció sin mancha a Dios, purificará nuestra conciencia de las obras que conducen a la muerte, a fin de que sirvamos al Dios viviente!

15Por eso Cristo es mediador de un nuevo pacto, para que los llamados reciban la herencia eterna prometida, ahora que él ha muerto para liberarlos de los pecados cometidos bajo el primer pacto.

16En el caso de un testamento,9:15-16 En griego la misma palabra se emplea para pacto y para testamento; también en v. 17. es necesario constatar la muerte del testador, 17pues un testamento solo adquiere validez cuando el testador muere, y no entra en vigor mientras vive. 18De ahí que ni siquiera el primer pacto se haya establecido sin sangre. 19Después de promulgar todos los mandamientos de la ley a todo el pueblo, Moisés tomó la sangre de los becerros junto con agua, lana escarlata y ramas de hisopo, y roció el libro de la ley y a todo el pueblo, 20diciendo: «Esta es la sangre del pacto que Dios ha mandado que ustedes cumplan».9:20 Éx 24:8 21De la misma manera roció con la sangre el tabernáculo y todos los objetos que se usaban en el culto. 22De hecho, la ley exige que casi todo sea purificado con sangre, pues sin derramamiento de sangre no hay perdón.

23Así que era necesario que las copias de las realidades celestiales fueran purificadas con esos sacrificios, pero que las realidades mismas lo fueran con sacrificios superiores a aquellos. 24En efecto, Cristo no entró en un santuario hecho por manos humanas, simple copia del verdadero santuario, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora ante Dios en favor nuestro. 25Ni entró en el cielo para ofrecerse vez tras vez, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. 26Si así fuera, Cristo habría tenido que sufrir muchas veces desde la creación del mundo. Al contrario, ahora, al final de los tiempos, se ha presentado una sola vez y para siempre a fin de acabar con el pecado mediante el sacrificio de sí mismo. 27Y así como está establecido que los seres humanos mueran una sola vez, y después venga el juicio, 28también Cristo fue ofrecido en sacrificio una sola vez para quitar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, ya no para cargar con pecado alguno, sino para traer salvación a quienes lo esperan.