Nueva Versión Internacional (Castilian)

Salmos 78

Masquilde Asaf.

1Pueblo mío, atiende a mi enseñanza;
    presta oído a las palabras de mi boca.
Mis labios pronunciarán parábolas
    y evocarán misterios de antaño,
cosas que hemos oído y conocido,
    y que nuestros padres nos han contado.
No las esconderemos de sus descendientes;
    hablaremos a la generación venidera
del poder del Señor, de sus proezas,
    y de las maravillas que ha realizado.
Él promulgó un decreto para Jacob,
    dictó una ley para Israel;
ordenó a nuestros antepasados
    enseñarlos a sus descendientes,
para que los conocieran las generaciones venideras
    y los hijos que habrían de nacer,
    que a su vez los enseñarían a sus hijos.
Así ellos pondrían su confianza en Dios
    y no se olvidarían de sus proezas,
    sino que cumplirían sus mandamientos.
Así no serían como sus antepasados:
    generación obstinada y rebelde,
gente de corazón fluctuante,
    cuyo espíritu no se mantuvo fiel a Dios.
La tribu de Efraín, con sus diestros arqueros,
    se puso en fuga el día de la batalla.

10 No cumplieron con el pacto de Dios,
    sino que se negaron a seguir sus enseñanzas.
11 Echaron al olvido sus proezas,
    las maravillas que les había mostrado,
12 los milagros que hizo a la vista de sus padres
    en la tierra de Egipto, en la región de Zoán.
13 Partió el mar en dos para que ellos lo cruzaran,
    mientras mantenía las aguas firmes como un muro.
14 De día los guio con una nube,
    y toda la noche con luz de fuego.
15 En el desierto partió en dos las rocas,
    y les dio a beber torrentes de aguas;
16 hizo que brotaran arroyos de la peña
    y que las aguas fluyeran como ríos.

17 Pero ellos volvieron a pecar contra él;
    en el desierto se rebelaron contra el Altísimo.
18 Con toda intención pusieron a Dios a prueba,
    y le exigieron comida a su antojo.
19 Murmuraron contra Dios, y aun dijeron:
    «¿Podrá Dios prepararnos una mesa en el desierto?
20 Cuando golpeó la roca,
    el agua brotó en torrentes;
pero ¿podrá también darnos de comer?,
    ¿podrá proveerle carne a su pueblo?»
21 Cuando el Señor oyó esto, se puso muy furioso;
    su enojo se encendió contra Jacob,
    su ira ardió contra Israel.
22 Porque no confiaron en Dios,
    ni creyeron que él los salvaría.
23 Desde lo alto dio una orden a las nubes,
    y se abrieron las puertas de los cielos.
24 Hizo que les lloviera maná, para que comieran;
    pan del cielo les dio a comer.
25 Todos ellos comieron pan de ángeles;
    Dios les envió comida hasta saciarlos.
26 Desató desde el cielo el viento solano,
    y con su poder levantó el viento del sur.
27 Cual lluvia de polvo, hizo que les lloviera carne;
    ¡nubes de pájaros, como la arena del mar!
28 Los hizo caer en medio de su campamento
    y en los alrededores de sus tiendas.
29 Comieron y se hartaron,
    pues Dios les cumplió su capricho.
30 Pero el capricho no les duró mucho:
    aún tenían la comida en la boca
31 cuando el enojo de Dios vino sobre ellos:
    dio muerte a sus hombres más robustos;
    abatió a la flor y nata de Israel.

32 A pesar de todo, siguieron pecando
    y no creyeron en sus maravillas.
33 Por tanto, Dios hizo que sus días
    se esfumaran como un suspiro,
    que sus años acabaran en medio del terror.
34 Si Dios los castigaba, entonces lo buscaban,
    y con ansias se volvían de nuevo a él.
35 Se acordaban de que Dios era su roca,
    de que el Dios Altísimo era su redentor.
36 Pero entonces lo halagaban con la boca,
    y le mentían con la lengua.
37 No fue su corazón sincero para con Dios;
    no fueron fieles a su pacto.
38 Sin embargo, él tuvo compasión de ellos;
    les perdonó su maldad y no los destruyó.
Una y otra vez contuvo su enojo,
    y no se dejó llevar del todo por la ira.
39 Se acordó de que eran simples mortales,
    un efímero suspiro que jamás regresa.

40 ¡Cuántas veces se rebelaron contra él en el desierto,
    y lo entristecieron en los páramos!
41 Una y otra vez ponían a Dios a prueba;
    provocaban al Santo de Israel.
42 Jamás se acordaron de su poder,
    de cuando los rescató del opresor,
43 ni de sus señales milagrosas en Egipto,
    ni de sus portentos en la región de Zoán,
44 cuando convirtió en sangre los ríos egipcios
    y no pudieron ellos beber de sus arroyos;
45 cuando les envió tábanos que los devoraban,
    y ranas que los destruían;
46 cuando entregó sus cosechas a los saltamontes,
    y sus sembrados a la langosta;
47 cuando con granizo destruyó sus viñas,
    y con escarcha sus higueras;
48 cuando entregó su ganado al granizo,
    y sus rebaños a las centellas;
49 cuando lanzó contra ellos el ardor de su ira,
    de su furor, indignación y hostilidad:
    ¡todo un ejército de ángeles destructores!
50 Dio rienda suelta a su enojo
    y no los libró de la muerte,
    sino que los entregó a la plaga.
51 Dio muerte a todos los primogénitos de Egipto,
    a las primicias de su raza en los campamentos de Cam.
52 A su pueblo lo guio como a un rebaño;
    los llevó por el desierto, como a ovejas,
53 infundiéndoles confianza para que no temieran.
    Pero a sus enemigos se los tragó el mar.

54 Trajo a su pueblo a su tierra santa,
    a estas montañas que su diestra conquistó.
55 Al paso de los israelitas expulsó naciones,
    cuyas tierras dio a su pueblo en heredad;
    ¡así estableció en sus tiendas a las tribus de Israel!

56 Pero ellos pusieron a prueba a Dios:
    se rebelaron contra el Altísimo
    y desobedecieron sus estatutos.
57 Fueron desleales y traidores, como sus padres;
    ¡tan falsos como un arco defectuoso!
58 Lo irritaron con sus santuarios paganos;
    con sus ídolos despertaron sus celos.
59 Dios lo supo y se puso muy furioso,
    por lo que rechazó completamente a Israel.
60 Abandonó el tabernáculo de Siló,
    que era su santuario aquí en la tierra,
61 y dejó que el símbolo de su poder y gloria
    cayera cautivo en manos enemigas.
62 Tan furioso estaba contra su pueblo
    que dejó que los mataran a filo de espada.
63 A sus jóvenes los consumió el fuego,
    y no hubo cantos nupciales para sus muchachas;
64 a filo de espada cayeron sus sacerdotes,
    y sus viudas no pudieron hacerles duelo.

65 Despertó entonces el Señor,
    como quien despierta de un sueño,
como un guerrero que, a causa del vino,
    lanza gritos desaforados.
66 Hizo retroceder a sus enemigos,
    y los puso en vergüenza para siempre.
67 Rechazó a los descendientes[a] de José,
    y no escogió a la tribu de Efraín;
68 más bien, escogió a la tribu de Judá
    y al monte Sión, al cual ama.
69 Construyó su santuario, alto como los cielos,[b]
    como la tierra, que él afirmó para siempre.
70 Escogió a su siervo David,
    al que sacó de los apriscos de las ovejas,
71 y lo quitó de andar arreando los rebaños
    para que fuera el pastor de Jacob, su pueblo;
    el pastor de Israel, su herencia.
72 Y David los pastoreó con corazón sincero;
    con mano experta los dirigió.

Notas al pie

  1. 78:67 a los descendientes. Lit. al tabernáculo.
  2. 78:69 santuario, alto como los cielos. Lit. santuario como las alturas.

Chinese Contemporary Bible (Traditional)

詩篇 78

上帝引導祂的子民

亞薩的訓誨詩。

1我的百姓啊!
你們要聽我的教導,
側耳傾聽我的話。
我要開口講比喻,
道出古時的奧秘,
是我們所聞所知、世代流傳下來的事。
我們不要在子孫面前隱瞞事實,
要把耶和華當受稱頌的作為、
祂的權能和所行的奇事告訴下一代。
因為祂為雅各制定法度,
為以色列設立律法,
又吩咐我們的祖先把這些律法傳給兒女,
好讓他們也照樣教導自己的子孫後代,
世代相傳。
這樣,他們就會信靠上帝,
遵行祂的命令,
不忘記祂的作為;
也不會像自己的祖先那樣頑梗叛逆,
對上帝不忠,心懷二意。
以法蓮人備上了弓箭,
卻臨陣逃命。
10 他們不遵守上帝的約,
拒絕遵行祂的律法。
11 他們忘記了祂的作為,
忘記了祂為他們所行的奇事。
12 祂曾在埃及,在瑣安當著他們祖先的面行神蹟。
13 祂把海水分開,
帶領他們安然渡過;
祂使海水堆起如牆壁。
14 祂白天以雲柱帶領他們,
晚上用火柱引導他們。
15 祂在曠野劈開磐石,
供應他們豐沛的水源。
16 祂使水從磐石中滾滾流出,
如滔滔江河。
17 然而,他們仍舊犯罪,
在曠野反叛至高的上帝。
18 他們頑梗地試探上帝,
索要他們想吃的食物。
19 他們抱怨上帝,說:
「難道上帝可以在曠野擺宴席嗎?
20 祂擊打磐石,
水就湧出,流淌成河,
但祂能賜給我們——祂的子民食物和肉嗎?」
21 耶和華聽後大怒,
祂的怒火燒向雅各,
祂的怒氣撒向以色列。
22 因為他們不相信上帝,也不信靠祂的拯救。
23 祂向穹蒼發出命令,
又打開天門,
24 降下嗎哪給他們吃,賜下天糧。
25 他們吃了天使的食物,
上帝賜給他們豐富的食物。
26 祂使空中颳起東風,
用大能引來南風,
27 使飛鳥像雨點一般降在他們當中,多如塵埃,
使他們有多如海沙的肉吃。
28 祂使飛鳥降落在他們營中的帳篷周圍,
29 讓他們盡情地吃,
遂了他們的心願。
30 但是,他們還沒有吃完,
肉還在口中的時候,
31 上帝就向他們發怒,
殺掉了他們當中最強壯的,
消滅了以色列的青年。
32 即使如此,
他們依舊犯罪,
不相信上帝奇妙的作為。
33 所以上帝使他們虛度一生,
讓他們的歲月充滿恐懼。
34 直到上帝擊殺他們的時候,
他們才回轉,誠心尋求上帝。
35 他們才想起上帝是他們的磐石,
至高的上帝是他們的救贖主。
36 他們卻虛情假意,滿口謊言。
37 他們不忠於祂,
也不信守祂的約。
38 但上帝充滿憐憫,
赦免了他們的罪,
沒有毀滅他們。
祂多次收住怒氣,
沒有完全發出祂的烈怒。
39 祂顧念他們不過是血肉之軀,
像一陣風轉眼消逝。
40 他們在曠野屢屢反叛祂,
使祂傷心。
41 他們再三試探上帝,
惹以色列的聖者發怒。
42 他們忘記了祂的大能,
忘記了祂救他們脫離壓迫的日子,
43 也忘記了祂在埃及所行的神蹟,
在瑣安的田野所行的奇事。
44 祂曾使江河溪流變成血,
以致無人能喝。
45 祂曾使成群的蒼蠅吞沒他們,
使青蛙毀滅他們。
46 祂將他們的五穀賞給蚱蜢,
讓蝗蟲吃盡他們的收成。
47 祂用冰雹毀壞他們的葡萄樹,
用嚴霜毀壞他們的無花果樹,
48 又用冰雹毀滅他們的牛群,
用閃電毀滅他們的牲畜。
49 祂把怒火、烈怒、憤恨和禍患傾倒在他們身上,
遣下一群降災的天使。
50 祂的怒氣盡發,
使他們被瘟疫吞噬,難逃一死。
51 祂擊殺了埃及人所有的長子,
就是含帳篷中頭生的兒子。
52 祂領出自己的子民,
好像領出羊群,
引領他們經過曠野,
53 使他們一路平安,免受驚嚇,
大海卻淹沒了他們的仇敵。
54 祂帶領自己的子民來到聖地的邊界,
來到祂親手為他們預備的山區,
55 從他們面前趕出外族人,
把外族人的土地分給他們,
作為他們的產業,
使以色列各支派安頓下來。
56 可是,他們仍舊試探上帝,
反叛至高者,不遵行祂的法度。
57 他們跟祖先一樣背信棄義,
像斷弓一樣毫不可靠。
58 他們建造邱壇,惹祂發怒;
他們豎起神像,令祂憤怒。
59 上帝知道了他們的惡行,
怒不可遏,
徹底棄絕了以色列人。
60 祂離棄了設在示羅的聖幕,
就是祂在人間的居所。
61 祂任憑自己的約櫃被人擄去,
讓自己的榮耀落在敵人手中。
62 祂使自己的子民被刀劍殺戮,
向自己的產業大發怒氣。
63 青年被烈火吞噬,
少女無法婚嫁。
64 祭司喪身刀下,
寡婦無法哭喪。
65 那時,主像從睡眠中醒來,
又如酒後醒來的勇士。
66 祂擊退仇敵,
叫他們永遠蒙羞。
67 祂丟棄了約瑟的子孫,
沒有揀選以法蓮支派。
68 祂揀選了猶大支派,
祂所喜愛的錫安山。
69 祂為自己建造高聳的聖所,
使它像大地一樣長存。
70 祂揀選了祂的僕人大衛,
把他從羊圈中召來,
71 讓他離開牧羊的生活,
去牧養祂的子民雅各的後裔,
牧養祂的產業以色列。
72 於是,大衛以正直的心牧養他們,
用靈巧的手帶領他們。