Nueva Versión Internacional (Castilian)

Salmos 102

Oración de un afligido que, a punto de desfallecer, da rienda suelta a su lamento ante el Señor.

1Escucha, Señor, mi oración;
    llegue a ti mi clamor.
No escondas de mí tu rostro
    cuando me encuentro angustiado.
Inclina a mí tu oído;
    respóndeme pronto cuando te llame.

Pues mis días se desvanecen como el humo,
    los huesos me arden como brasas.
Mi corazón decae y se marchita como la hierba;
    ¡hasta he perdido el apetito!
A causa de mis fuertes gemidos
    se me pueden contar los huesos.[a]
Parezco una lechuza del desierto;
    soy como un búho entre las ruinas.
No logro conciliar el sueño;
    parezco ave solitaria sobre el tejado.
A todas horas me ofenden mis enemigos,
    y hasta usan mi nombre para maldecir.
Las cenizas son todo mi alimento;
    mis lágrimas se mezclan con mi bebida.
10 ¡Por tu enojo, por tu indignación,
    me levantaste para luego arrojarme!
11 Mis días son como sombras nocturnas;
    me voy marchitando como la hierba.

12 Pero tú, Señor, reinas eternamente;
    tu nombre perdura por todas las generaciones.
13 Te levantarás y tendrás piedad de Sión,
    pues ya es tiempo de que la compadezcas.
    ¡Ha llegado el momento señalado!
14 Tus siervos sienten cariño por sus ruinas;
    los mueven a compasión sus escombros.

15 Las naciones temerán el nombre del Señor;
    todos los reyes de la tierra reconocerán su majestad.
16 Porque el Señor reconstruirá a Sión,
    y se manifestará en su esplendor.
17 Atenderá la oración de los desamparados,
    y no desdeñará sus ruegos.
18 Que se escriba esto para las generaciones futuras,
    y que el pueblo que será creado alabe al Señor.
19 Miró el Señor desde su altísimo santuario;
    contempló la tierra desde el cielo,
20 para oír los lamentos de los cautivos
    y liberar a los condenados a muerte;
21 para proclamar en Sión el nombre del Señor
    y anunciar en Jerusalén su alabanza,
22 cuando todos los pueblos y los reinos
    se reúnan para adorar al Señor.

23 En el curso de mi vida acabó Dios con mis fuerzas;[b]
me redujo los días. 24     Por eso dije:
«No me lleves, Dios mío, a la mitad de mi vida;
    tú permaneces por todas las generaciones.
25 En el principio tú afirmaste la tierra,
    y los cielos son la obra de tus manos.
26 Ellos perecerán, pero tú permaneces.
    Todos ellos se desgastarán como un vestido.
Y como ropa los cambiarás,
    y los dejarás de lado.
27 Pero tú eres siempre el mismo,
    y tus años no tienen fin.
28 Los hijos de tus siervos se establecerán,
    y sus descendientes habitarán en tu presencia».

Notas al pie

  1. 102:5 se me pueden contar los huesos. Lit. se me pegan los huesos a la carne.
  2. 102:23 mis fuerzas. Lit. su fuerza.

Chinese Contemporary Bible (Traditional)

詩篇 102

患難中的祈禱

受苦之人的禱告,在疲憊不堪時向耶和華的傾訴。

1耶和華啊,求你聽我的禱告,
垂聽我的呼求!
我在危難的時候,
求你不要掩面不理我。
求你垂聽我的呼求,
趕快應允我。
我的年日如煙消散,
我全身如火焚燒。
我的心被摧殘,如草枯萎,
以致我不思飲食。
我因哀歎而瘦骨嶙峋。
我就像曠野中的鴞鳥,
又像廢墟中的貓頭鷹。
我無法入睡,
我就像屋頂上一隻孤伶伶的麻雀。
我的仇敵終日辱罵我,
嘲笑我的用我的名字咒詛人。
我以爐灰為食物,
眼淚拌著水喝,
10 因為你向我大發烈怒,
把我抓起來丟在一邊。
11 我的生命就像黃昏的影子,
又如枯乾的草芥。

12 耶和華啊!唯有你永遠做王,
你的大名萬代長存。
13 你必憐憫錫安,
因為現在是你恩待她的時候了,時候到了。
14 你的僕人們喜愛城中的石頭,
憐惜城中的塵土。
15 列國敬畏耶和華的名,
世上的君王都因祂的榮耀而戰抖。
16 因為耶和華必重建錫安,
帶著榮耀顯現。
17 祂必垂聽窮人的禱告,
不藐視他們的祈求。

18 要為後代記下這一切,
好讓將來的人讚美耶和華。
19 耶和華從至高的聖所俯視人間,
從天上察看大地,
20 要垂聽被囚之人的哀歎,
釋放被判死刑的人。
21-22 這樣,萬族萬國聚集、敬拜
耶和華時,
人們必在錫安傳揚祂的名,
在耶路撒冷讚美祂。

23 祂使我未老先衰,
縮短了我的歲月。
24 我說:「我的上帝啊,
你世代長存,
求你不要叫我中年早逝。
25 太初你奠立大地的根基,
親手創造諸天。
26 天地都要消亡,
但你永遠長存。
天地都會像外衣漸漸破舊,
你必更換天地,如同更換衣服,
天地都要消逝。
27 但你永遠不變,
你的年日永無窮盡。
28 你僕人的後代必生生不息,
在你面前安然居住。」