Nueva Versión Internacional (Castilian)

Salmos 1

LIBRO I

1Dichoso el hombre
    que no sigue el consejo de los malvados,
    ni se detiene en la senda de los pecadores
    ni cultiva la amistad de los blasfemos,
sino que en la ley del Señor se deleita,
    y día y noche medita en ella.
Es como el árbol
    plantado a la orilla de un río
que, cuando llega su tiempo, da fruto
    y sus hojas jamás se marchitan.
    ¡Todo cuanto hace prospera!

En cambio, los malvados
    son como paja arrastrada por el viento.
Por eso no se sostendrán los malvados en el juicio,
    ni los pecadores en la asamblea de los justos.

Porque el Señor cuida el camino de los justos,
    mas la senda de los malos lleva a la perdición.

The Message

Psalm 1

1How well God must like you—
    you don’t hang out at Sin Saloon,
    you don’t slink along Dead-End Road,
    you don’t go to Smart-Mouth College.

2-3 Instead you thrill to God’s Word,
    you chew on Scripture day and night.
You’re a tree replanted in Eden,
    bearing fresh fruit every month,
Never dropping a leaf,
    always in blossom.

4-5 You’re not at all like the wicked,
    who are mere windblown dust—
Without defense in court,
    unfit company for innocent people.

God charts the road you take.
The road they take is Skid Row.