Nueva Versión Internacional (Castilian)

Nehemías 9

Los israelitas confiesan sus pecados

1El día veinticuatro de ese mes los israelitas se reunieron para ayunar, se vistieron de luto y se echaron ceniza sobre la cabeza. Habiéndose separado de los extranjeros, confesaron públicamente sus propios pecados y la maldad de sus antepasados, y asumieron así su responsabilidad. Durante tres horas[a] leyeron el libro de la ley del Señor su Dios, y en las tres horas siguientes le confesaron sus pecados y lo adoraron. Luego los levitas Jesúa, Baní, Cadmiel, Sebanías, Buní, Serebías, Baní y Quenaní subieron a la plataforma y en alta voz invocaron al Señor su Dios. Y los levitas Jesúa, Cadmiel, Baní, Jasabnías, Serebías, Hodías, Sebanías y Petaías clamaron:

«¡Vamos, bendecid al Señor vuestro Dios
    desde ahora y para siempre!
¡Bendito seas, Señor!
    ¡Sea exaltado tu glorioso nombre,
    que está por encima de toda bendición y alabanza!

»¡Sólo tú eres el Señor!
    Tú has hecho los cielos,
y los cielos de los cielos
    con todas sus estrellas.[b]
Tú le das vida a todo lo creado:
    la tierra y el mar
con todo lo que hay en ellos.
    ¡Por eso te adoran los ejércitos del cielo!

»Tú, Señor y Dios,
    fuiste quien escogió a Abram.
Tú lo sacaste de Ur de los caldeos
    y le pusiste por nombre Abraham.
Descubriste en él un corazón fiel;
    por eso hiciste con él un pacto.
Le prometiste que a sus descendientes
    les darías la tierra de los cananeos,
de los hititas, amorreos y ferezeos,
    de los jebuseos y gergeseos.
Y cumpliste tu palabra
    porque eres justo.

»En Egipto viste la aflicción de nuestros padres;
    junto al Mar Rojo escuchaste sus lamentos.
10 Lanzaste grandes señales y maravillas
    contra el faraón, sus siervos y toda su gente,
porque viste la insolencia
    con que habían tratado a tu pueblo.
Fue así como te ganaste
    la buena fama que hoy tienes.
11 A la vista de ellos abriste el mar,
    y lo cruzaron sobre terreno seco.
Pero arrojaste a sus perseguidores
    en lo más profundo del mar,
    como piedra en aguas caudalosas.
12 Con una columna de nube los guiaste de día,
    con una columna de fuego los guiaste de noche:
    les alumbraste el camino que debían seguir.

13 »Descendiste al monte Sinaí;
    desde el cielo les hablaste.
Les diste juicios rectos y leyes verdaderas,
    estatutos y mandamientos buenos.
14 Les diste a conocer tu sábado santo,
    y por medio de tu servidor Moisés
les entregaste tus mandamientos,
    estatutos y leyes.

15 »Saciaste su hambre con pan del cielo;
    calmaste su sed con agua de la roca.
Les diste posesión de la tierra
    que bajo juramento les habías prometido.
16 Pero ellos y nuestros padres fueron altivos;
    no quisieron obedecer tus mandamientos.
17 Se negaron a escucharte;
    no se acordaron de las maravillas
    que hiciste por ellos.
Fue tanta su terquedad y rebeldía
    que hasta se nombraron un jefe
para que los hiciera volver
    a la esclavitud de Egipto.
Pero tú no los abandonaste
    porque eres Dios perdonador,
    clemente y compasivo,
    lento para la ira y grande en amor.

18 »Y a pesar de que se hicieron
    un becerro de metal fundido
y dijeron: «Este es tu dios
    que te hizo subir de Egipto”,
y aunque fueron terribles
    las ofensas que cometieron,
19 tú no los abandonaste en el desierto
    porque eres muy compasivo.

»Jamás se apartó de ellos la columna de nube
    que los guiaba de día por el camino;
ni dejó de alumbrarlos la columna de fuego
    que de noche les mostraba por dónde ir.

20 »Con tu buen Espíritu les diste entendimiento.
    No les quitaste tu maná de la boca;
    les diste agua para calmar su sed.
21 Cuarenta años los sustentaste en el desierto.
    ¡Nada les faltó!
No se desgastaron sus vestidos
    ni se les hincharon los pies.

22 »Les entregaste reinos y pueblos,
    y asignaste a cada cual su territorio.
Conquistaron las tierras de Og y de Sijón,
    que eran reyes de Hesbón y de Basán.
23 Multiplicaste sus hijos
    como las estrellas del cielo;
los hiciste entrar en la tierra
    que bajo juramento les prometiste a sus padres.
24 Y sus hijos entraron en la tierra
    y tomaron posesión de ella.
Ante ellos sometiste a los cananeos que la habitaban;
    les entregaste reyes y pueblos de esa tierra,
    para que hicieran con ellos lo que quisieran.
25 Conquistaron ciudades fortificadas
    y una tierra fértil;
se adueñaron de casas repletas de bienes,
    de cisternas, viñedos y olivares,
    y de gran cantidad de árboles frutales.
Comieron y se hartaron y engordaron;
    ¡disfrutaron de tu gran bondad!

26 »Pero fueron desobedientes:
    se rebelaron contra ti,
    rechazaron tu ley,
mataron a tus profetas
    que los convocaban a volverse a ti;
    ¡te ofendieron mucho!
27 Por eso los entregaste a sus enemigos,
    y éstos los oprimieron.
En tiempo de angustia clamaron a ti,
    y desde el cielo los escuchaste;
por tu inmensa compasión les enviaste salvadores
    para que los liberaran de sus enemigos.
28 Pero en cuanto eran liberados,
    volvían a hacer lo que te ofende
tú los entregabas a sus enemigos,
    y ellos los dominaban.
De nuevo clamaban a ti,
    y desde el cielo los escuchabas.
¡Por tu inmensa compasión
    muchas veces los libraste!
29 Les advertiste que volvieran a tu ley,
    pero ellos actuaron con soberbia
    y no obedecieron tus mandamientos.
Pecaron contra tus normas,
    que dan vida a quien las obedece.
En su rebeldía, te rechazaron;
    fueron tercos y no quisieron escuchar.

30 »Durante años tuviste paciencia con ellos;
    con tu Espíritu los amonestaste
por medio de tus profetas,
    pero ellos no quisieron escuchar.
Por eso los dejaste caer en manos
    de los pueblos de esa tierra.
31 Sin embargo, es tal tu compasión
    que no los destruiste ni abandonaste,
    porque eres Dios clemente y compasivo.

32 »Y ahora, Dios nuestro,
    Dios grande, temible y poderoso,
    que cumples el pacto y eres fiel,
no tengas en poco los sufrimientos
    que han padecido nuestros reyes,
    gobernantes, sacerdotes y profetas,
nuestros padres y todo tu pueblo,
    desde los reyes de Asiria hasta hoy.
33 Tú has sido justo en todo
    lo que nos ha sucedido,
porque actúas con fidelidad.
    Nosotros, en cambio, actuamos con maldad.
34 Nuestros reyes y gobernantes,
    nuestros sacerdotes y antepasados
desobedecieron tu ley
    y no acataron tus mandamientos
    ni las advertencias con que los amonestabas.
35 Pero ellos, durante su reinado,
    no quisieron servirte
    ni abandonar sus malas obras,
a pesar de que les diste muchos bienes
    y les regalaste una tierra extensa y fértil.

36 »Por eso ahora somos esclavos,
    esclavos en la tierra
que les diste a nuestros padres
    para que gozaran de sus frutos y sus bienes.
37 Sus abundantes cosechas son ahora de los reyes
    que nos has impuesto por nuestro pecado.
Como tienen el poder, hacen lo que quieren
    con nosotros y con nuestro ganado.
    ¡Grande es nuestra aflicción!

38 »Por todo esto, nosotros hacemos este pacto y lo ponemos por escrito, firmado por nuestros gobernantes, levitas y sacerdotes.»

Notas al pie

  1. 9:3 tres horas … tres horas siguientes. Lit. una cuarta parte del día … una cuarta parte.
  2. 9:6 todas sus estrellas. Lit. todo su ejército.

Chinese Contemporary Bible (Simplified)

尼希米记 9

以色列人认罪祷告

1这月二十四日,以色列人聚集禁食。他们身披麻衣,头撒尘土。 以色列人与其他外族人隔离,站着承认自己的罪恶和祖先的过犯。 他们站在自己的地方,宣读他们上帝耶和华的律法书,长达三个小时[a]。他们又用了三个小时认罪,敬拜他们的上帝耶和华。 利未人耶书亚、巴尼、甲篾、示巴尼、布尼、示利比、巴尼和基拿尼站在台上,大声呼求他们的上帝耶和华。 利未人耶书亚、甲篾、巴尼、哈沙尼、示利比、荷第雅、示巴尼和毗他希雅说:“起来称颂你们的上帝耶和华,直到永永远远。耶和华啊,你荣耀的圣名当受称颂!愿你的名被尊崇,超过一切称颂和赞美!

“你,唯有你是耶和华!你造了天、天上的天和天上的万象、地和地上的一切、海和海中的一切,你赐给他们生命。众天军都敬拜你。 你是耶和华上帝,你拣选了亚伯兰,带他离开迦勒底的吾珥,又给他改名为亚伯拉罕。 你知道他对你忠心,就与他立约,把迦南人、赫人、亚摩利人、比利洗人、耶布斯人及革迦撒人的土地赐给他的后代。你实现了你的应许,因为你是公义的。

“你看见我们祖先在埃及所受的苦,又听见他们在红海边的呼求, 10 就行神迹奇事对付法老及其所有的臣仆和国民,因为你知道他们对以色列人行事狂傲。你使自己威名远扬直到今日。 11 你在我们祖先面前把海水分开,使他们在海中走干地过去;你把追赶他们的人扔进深海,好像把石头扔进大水中。 12 白天,你用云柱带领他们;夜间,你用火柱照亮他们当走的路。 13 你降临在西奈山,从天上与他们说话,赐给他们公正的典章、信实的律法、美好的律例和诫命。 14 你使他们知道你的神圣安息日,借你仆人摩西赐给他们诫命、律例和法度。 15 他们饿了,你赐下天粮给他们吃;他们渴了,你使磐石流出水给他们喝。你吩咐他们去占领你起誓赐给他们的土地。 16 但我们的祖先行事狂傲,顽固不化,不肯听从你的诫命。 17 他们拒绝听从,忘记了你为他们所行的奇事,顽固不化,自立首领要回埃及做奴隶。但你是乐意饶恕,有恩典,有怜悯,不轻易发怒,充满慈爱的上帝,你没有离弃他们。 18 纵使他们为自己铸造了一头牛犊,声称那是把他们带出埃及的上帝,大大亵渎了你, 19 你还是对他们大施怜悯,没有在旷野离弃他们。白天,云柱没有离开他们,仍然引导他们前行;夜间,火柱仍然照亮他们当走的路。 20 你差遣你良善的灵去教导他们,没有停止赐他们吗哪吃,也没有停止赐他们水喝。 21 在旷野的四十年间,你供养他们,使他们一无所缺,他们的衣服没有穿破,脚也没有走肿。

22 “你将列国和万民赐给他们,为他们划分疆界,他们占领了希实本王西宏和巴珊王噩的土地。 23 你使他们的子孙多如天上的星星,你带领他们进入你应许他们祖先的土地。 24 他们的子孙进去占领了那地方,你在他们面前制服了那里的迦南人,把迦南诸王和那地方的人交在他们手里,任由他们处置。 25 他们夺取坚固的城池、肥沃的土地、装满美物的房屋、挖好的水井、葡萄园、橄榄园以及各样的果树。他们吃得饱足,身体发胖,享受你的厚恩。

26 “然而,他们不顺从你,背叛你,把你的律法抛在背后,又杀掉劝诫他们归向你的众先知,大大亵渎了你。 27 于是你把他们交在欺压他们的仇敌手中。他们在患难中向你呼求,你就从天上垂听,怀着丰盛的怜悯赐给他们拯救者,把他们从仇敌手中拯救出来。 28 可是,他们得享平安后,又在你面前作恶,于是你离弃他们,把他们交在敌人手中,使敌人统治他们。他们回转向你呼求,你就从天上垂听,你一次次地怀着怜悯拯救他们。 29 你警告他们,要使他们遵守你的律法,但他们行事狂傲,不听从你的诫命,干犯你的典章。人若遵行这典章就必存活,但他们背弃你,顽固不化,不肯听从。 30 你多年来容忍他们,差遣你的灵借着你的众先知警告他们,但他们依然不肯听从,于是你把他们交在列邦手中。 31 然而,你大施怜悯,没有完全毁灭他们,也没有离弃他们,因为你是有恩典和怜悯的上帝。

32 “因此,我们的上帝啊,你是伟大、全能、可畏、守约、施慈爱的上帝,求你不要轻看我们的王、首领、祭司、先知、祖先和你的子民从亚述诸王时代直到今天所受的苦难。 33 在这临到我们的一切事上,你都是公义的,因为你行事信实,我们行事邪恶。 34 我们的王、首领、祭司和祖先没有遵行你的律法,也没有留心听从你的诫命和你给他们的警告。 35 他们即使在本国,在你赐给他们广阔肥沃的土地上得享你的厚恩,也不事奉你,不离开恶道。 36 今天,我们沦为奴隶,在你赐给我们祖先的土地上,在你让我们祖先享用其出产和各样美物的土地上,我们沦为奴隶。 37 因为我们的罪过,这地方的丰富出产都归给了那些你派来统管我们的王。他们随意统管我们和我们的牲畜。我们生活在极大的苦难中。

38 “鉴于这一切,我们郑重立约,记载下来。我们的首领、利未人和祭司都在上面盖了印。”

Notas al pie

  1. 9:3 三个小时”希伯来文是“一天的四分之一”。