Nueva Versión Internacional (Castilian)

Jeremías 6

Jerusalén es sitiada

1»¡Huid de Jerusalén, benjaminitas!
    ¡Tocad la trompeta en Tecoa!
    ¡Levantad señal en Bet Haqueren!
Una desgracia, una gran destrucción,
    nos amenaza desde el norte.
Voy a destruir a Sión,
    tan hermosa y delicada.
Los pastores y sus rebaños vienen contra ella:
    acampan a su alrededor,
    y cada uno escoge su pastizal».

«¡Preparaos para pelear contra ella!
    ¡Ataquémosla a plena luz del día!
Pero ¡ay de nosotros, que el día se acaba
    y se alargan las sombras de la noche!
¡Vamos, ataquémosla de noche,
    y destruyamos sus fortalezas!»

Así dice el Señor Todopoderoso:

«¡Talad árboles
    y levantad una rampa contra Jerusalén!
Esta ciudad debe ser castigada,
    pues en ella no hay más que opresión.
Como agua que brota de un pozo,
    así brota de Jerusalén la maldad.
En ella se oye de violencia y destrucción;
    no veo otra cosa que enfermedades y heridas.
¡Escarmienta, Jerusalén,
    para que no me aparte de ti!
De lo contrario, te convertiré en desolación,
    en una tierra inhabitable».

Así dice el Señor Todopoderoso:

«Buscad al remanente de Israel.
    Rebuscad, como en una viña;
repasad los sarmientos,
    como lo hace el vendimiador».

10 ¿A quién hablaré?
    ¿A quién advertiré?
    ¿Quién podrá escucharme?
Tienen tapados[a] los oídos
    y no pueden comprender.
La palabra del Señor los ofende;
    detestan escucharla.
11 Pero yo estoy lleno de la ira del Señor,
    y ya no puedo contenerme.

«Derrama tu ira sobre los niños de la calle,
    sobre los grupos de jóvenes,
porque serán apresados el marido y la mujer,
    la gente madura y la entrada en años.
12 Sus casas, sus campos y sus mujeres
    caerán en manos extrañas,
porque yo voy a extender mi mano
    contra los habitantes del país
            —afirma el Señor—.

13 »Desde el más pequeño hasta el más grande,
    todos codician ganancias injustas;
desde el profeta hasta el sacerdote,
    todos practican el engaño.
14 Curan por encima la herida de mi pueblo,
    y les desean: “¡Paz, paz!”,
    cuando en realidad no hay paz.
15 ¿Acaso se han avergonzado
    de la abominación que han cometido?
¡No, no se han avergonzado de nada,
    ni saben siquiera lo que es la vergüenza!
Por eso, caerán con los que caigan;
    cuando los castigue, serán derribados»,
            dice el Señor.

16 Así dice el Señor:

«Deteneos en los caminos y mirad;
    preguntad por los senderos antiguos.
Preguntad por el buen camino,
    y no os apartéis de él.
    Así hallaréis el descanso anhelado.
Pero ellos dijeron:
    “No lo seguiremos”.
17 Yo aposté centinelas para vosotros, y dije:
    “Prestad atención al toque de trompeta”.
Pero ellos dijeron:
    “No prestaremos atención”.
18 Por eso, ¡escuchad, naciones!
    ¡Sepa la congregación lo que le espera!
19 Escucha, tierra:
Traigo sobre este pueblo una desgracia,
    fruto de sus maquinaciones,
porque no prestaron atención a mis palabras,
    sino que rechazaron mi enseñanza.
20 ¿De qué me sirve este incienso que llega de Sabá,
    o la caña dulce de un país lejano?
Vuestros holocaustos no me gustan;
    vuestros sacrificios no me agradan».

21 Por eso, así dice el Señor:

«Voy a poner obstáculos a este pueblo.
    Padres e hijos tropezarán contra ellos,
    vecinos y amigos perecerán».

22 Así dice el Señor:

«¡Mirad! Del norte viene un ejército;
    una gran nación se moviliza
    desde los confines de la tierra.
23 Empuñan el arco y la lanza;
    son crueles y no tienen compasión.
Lanzan gritos como bramidos del mar,
    y cabalgan sobre sus corceles.
¡Vienen contra ti, hija de Sión,
    listos para la batalla!»

24 Nos ha llegado la noticia,
    y nuestras manos flaquean;
la angustia nos domina,
    como si tuviéramos dolores de parto.
25 ¡Viene el enemigo armado con espada!
    No salgáis al campo,
    ni andéis por los caminos.
    ¡Hay terror por todas partes!
26 Vístete de luto, pueblo mío;
    revuélcate en las cenizas.
Llora amargamente,
    como lo harías por tu primogénito,
porque nos cae por sorpresa
    el que viene a destruirnos.

27 «Te he puesto entre mi pueblo
    como vigía y atalaya,
para que escudriñes
    y examines su conducta.
28 Todos ellos son muy rebeldes,
    y andan sembrando calumnias;
sean de bronce o de hierro,
    todos son unos corruptos.
29 Los fuelles soplan con furor,
    y el plomo se derrite en el fuego,
pero los malvados no se purifican;
    ¡de nada sirve que se les refine!
30 Por eso se les llama “Escoria de la plata”:
    ¡para el Señor son un desecho!»

Notas al pie

  1. 6:10 tapados. Lit. incircuncisos.

Chinese Contemporary Bible (Simplified)

耶利米书 6

耶路撒冷被围

1“便雅悯人啊,你们要逃离耶路撒冷!
你们要在提哥亚吹响号角,
在伯·哈基琳发出警报,
因为有大灾难从北方逼近。
我要毁灭美丽娇弱的锡安城。
敌人必围攻她,
在她周围安营扎寨,
如同牧人带着羊群在她四周搭起帐篷。
他们喊道,‘准备作战!
我们中午攻城。’
他们后来说,
‘唉!日已西沉,天色渐暗。
起来吧,我们要乘夜攻打她,
毁灭她的宫殿。’”

万军之耶和华说:
“你们要砍伐树木,
修筑高台围攻耶路撒冷,
因为这城充满压迫,
该受惩罚。
她的邪恶如同泉水涌流不息,
暴力和毁灭层出不穷,
疾病和伤痛接连不断。
耶路撒冷啊,你要接受告诫,
否则我要离弃你,
使你荒无人烟。”

叛逆的以色列人

万军之耶和华说:
“敌人要把以色列的余民掳掠一空,
如同人摘葡萄摘得一个不剩。”
10 我可以警告谁呢?谁会听呢?
他们耳朵闭塞,什么也听不见!
看啊,耶和华的话逆耳,
他们毫不喜欢。
11 耶和华啊,我怒你所怒,
无法容忍。
耶和华说:“你把我的怒气发向街头的孩童和聚集成群的青年。
丈夫、妻子和老人都要一同被掳。
12 他们的房屋、田地和妻子都要被抢占。
我要伸手攻击这地方的居民。
这是耶和华说的。
13 因为他们无论贵贱,
个个都贪图不义之财;
无论是先知还是祭司,
都行为诡诈。
14 他们敷衍了事地医治我子民的伤痛,
说,‘没事了,没事了!’
其实情况很糟。
15 他们做可憎的事会羞愧吗?
不!他们不知廉耻,
毫不脸红。
因此,他们要与其他人一样灭亡,
死在我的惩罚下。
这是耶和华说的。”
16 耶和华说:
“你们要站在路口观望,
寻访古道,
找到正路并行在其上,
便会得到心灵的安宁。”
但你们却说:“我们拒绝这样做。”
17 耶和华说:“我为你们设立守望者,
提醒你们要听号角声。”
但你们却说:“我们不听。”
18 因此,耶和华说:
“列国啊,你们要听!
众见证人啊,要知道这些百姓的结局!
19 地啊,听着!
我要降灾祸给这些百姓。
他们是自作自受,
因为他们没有听从我的话,
拒绝遵守我的律法。
20 从示巴运来乳香,
从远方带来菖蒲献给我,
有什么用呢?
我不悦纳他们的燔祭,
不喜欢他们的牲畜。”
21 因此,耶和华说:
“我要把绊脚石放在他们前面,
使父子一同绊倒,
邻居和朋友一同灭亡。”
22 耶和华说:
“看啊,有一个民族从北方来,
有一个强国从地极发动进攻。
23 他们残酷无情,毫无怜悯,
手持弓箭长枪,
骑马奔来,声势如狂涛怒吼。
锡安城啊,他们准备列阵攻击你。”
24 我们听到这风声,手脚发软,
痛苦万分,
如分娩的妇人。
25 不要去田野,
不要在路上走,
因为外面危机四伏,
仇敌杀气腾腾。
26 百姓啊,你们要身披麻布,
在灰中打滚;
你们要悲伤痛哭,如丧独子,
因为毁灭者将突然临到我们。

27 耶和华对我说:
“我派你考验我的子民,
就像冶炼金属一样,
好察验他们的行为。
28 他们顽固不化,
如铜如铁,
四处毁谤,
极其败坏。
29 风箱猛力吹火,铅也会熔掉;
但他们被炼了又炼,终是徒然,
因为他们的邪恶仍未除去。
30 他们被称为废弃的银渣,
因为耶和华已丢弃他们。”