Chinese Contemporary Bible (Traditional)

詩篇 31

信靠上帝的禱告

大衛的詩,交給樂長。

1耶和華啊,我尋求你的庇護,
求你讓我永不蒙羞;
你是公義的,求你拯救我。
求你側耳聽我的呼求,
快來救我,作我堅固的避難所,
作拯救我的堡壘。
你是我的磐石,我的堡壘,
求你為了自己的名而引導我,帶領我。
你是我的避難所,
求你救我脫離人們為我設下的陷阱。
我將靈魂交托給你。
信實的上帝耶和華啊,
你必救贖我。
我憎恨拜假神的人,
我信靠耶和華。
你已經看見我的困苦,
知道我心中的愁煩,
你的恩慈使我歡喜快樂。
你沒有將我交給仇敵,
而是領我到寬闊之地。
耶和華啊,我落在苦難之中,
求你憐憫我,
我雙眼哭腫,身心疲憊。
10 我的生命被愁苦吞噬,
歲月被哀傷耗盡,
力量因罪惡而消逝,
我成了枯骨一堆。
11 仇敵羞辱我,
鄰居厭棄我,
朋友害怕我,
路人紛紛躲避我。
12 我就像已死之人,被人遺忘;
又像破碎的陶器,被人丟棄。
13 我聽見許多人譭謗我,
驚恐籠罩著我。
他們圖謀不軌,
謀害我的性命。

14 然而,耶和華啊,
我依然信靠你;
我說:「你是我的上帝。」
15 我的時日都掌握在你手中,
求你救我脫離仇敵和追逼我的人。
16 求你笑顏垂顧僕人,
施慈愛拯救我。
17 耶和華啊,我曾向你呼求,
求你不要叫我蒙羞。
求你使惡人蒙羞,
寂然無聲地躺在陰間。
18 願你堵住撒謊之人的口,
他們驕傲自大,
狂妄地攻擊義人。
19 你的恩惠何其大——為敬畏你的人而預備,
在世人面前賜給投靠你的人。
20 你把他們藏在你那裡,
使他們得到庇護,
免遭世人暗算。
你使他們在你的居所安然無恙,
免受惡言惡語的攻擊。
21 耶和華當受稱頌!
因為我被困城中時,
祂以奇妙的愛待我。
22 我曾驚恐地說:
「你丟棄了我!」
其實你聽了我的呼求。
23 耶和華忠心的子民啊,
你們要愛祂。
祂保護忠心的人,
嚴懲驕傲的人。
24 凡仰望耶和華的人啊,
要剛強壯膽!

Nueva Versión Internacional

Salmos 31

Al director musical. Salmo de David.

1En ti, Señor, busco refugio;
    jamás permitas que me avergüencen;
    en tu justicia, líbrame.
Inclina a mí tu oído,
    y acude pronto a socorrerme.
Sé tú mi roca protectora,
    la fortaleza de mi salvación.
Guíame, pues eres mi roca y mi fortaleza,
    dirígeme por amor a tu nombre.
Líbrame de la trampa que me han tendido,
    porque tú eres mi refugio.
En tus manos encomiendo mi espíritu;
    líbrame, Señor, Dios de la verdad.

Odio a los que veneran ídolos vanos;
    yo, por mi parte, confío en ti, Señor.
Me alegro y me regocijo en tu amor,
    porque tú has visto mi aflicción
    y conoces las angustias de mi alma.
No me entregaste al enemigo,
    sino que me pusiste en lugar espacioso.

Tenme compasión, Señor, que estoy angustiado;
    el dolor está acabando con mis ojos,
    con mi alma, ¡con mi cuerpo!
10 La vida se me va en angustias,
    y los años en lamentos;
la tristeza está acabando con mis fuerzas,
    y mis huesos se van debilitando.
11 Por causa de todos mis enemigos,
    soy el hazmerreír de mis vecinos;
soy un espanto para mis amigos;
    de mí huyen los que me encuentran en la calle.
12 Me han olvidado, como si hubiera muerto;
    soy como una vasija hecha pedazos.
13 Son muchos a los que oigo cuchichear:
    «Hay terror por todas partes».
Se han confabulado contra mí,
    y traman quitarme la vida.

14 Pero yo, Señor, en ti confío,
    y digo: «Tú eres mi Dios».
15 Mi vida entera está en tus manos;
    líbrame de mis enemigos y perseguidores.
16 Que irradie tu faz sobre tu siervo;
    por tu gran amor, sálvame.

17 Señor, no permitas que me avergüencen,
    porque a ti he clamado.
Que sean avergonzados los malvados,
    y acallados en el sepulcro.
18 Que sean silenciados sus labios mentirosos,
    porque hablan contra los justos
    con orgullo, desdén e insolencia.

19 Cuán grande es tu bondad,
    que atesoras para los que te temen,
y que a la vista de la gente derramas
    sobre los que en ti se refugian.
20 Al amparo de tu presencia los proteges
    de las intrigas humanas;
en tu morada los resguardas
    de las lenguas contenciosas.

21 Bendito sea el Señor,
    pues mostró su gran amor por mí
    cuando me hallaba en una ciudad sitiada.
22 En mi confusión llegué a decir:
    «¡He sido arrojado de tu presencia!»
Pero tú oíste mi voz suplicante
    cuando te pedí que me ayudaras.

23 Amen al Señor, todos sus fieles;
    él protege a los dignos de confianza,
    pero a los orgullosos les da su merecido.
24 Cobren ánimo y ármense de valor,
    todos los que en el Señor esperan.