Chinese Contemporary Bible (Simplified)

诗篇 19

上帝的作为和律法

大卫的诗,交给乐长。

1诸天述说上帝的荣耀,
穹苍传扬祂的作为。
它们日复一日地诉说,
夜复一夜地宣扬,
无言无语,无声无息。
它们的声音传遍天下,
它们的话语传到地极。
上帝在天上为太阳设立居所。
太阳出来时,如步出洞房的新郎,
又如欢然奔跑赛程的健儿。
它滑过长空,
从天这边绕到天那边,
热量广及万物。
耶和华的律法完美,
能更新生命;
耶和华的法度可靠,
让愚人有智慧。
耶和华的法则公正,
使人充满喜乐;
耶和华的命令纯全,
让人眼目明亮。
要以纯洁的心敬畏耶和华,
直到永远;
耶和华的法令可靠,
全然公义。
10 这些比纯金还宝贵,
比蜂房的蜜更甘甜。

11 你仆人从中受到警戒,
遵守的人必得大赏赐。
12 谁能知道自己的过失呢?
求你赦免我心中隐藏的过错。
13 求你拦阻我,
别让我明知故犯,
别让罪恶辖制我。
这样,我才纯全正直,
免犯大过。
14 耶和华——我的磐石、我的救赎主啊,
愿你喜悦我口中的言语、心中的意念。

Nueva Versión Internacional (Castilian)

Salmos 19

Al director musical. Salmo de David.

1Los cielos cuentan la gloria de Dios,
    el firmamento proclama la obra de sus manos.
Un día cuenta al otro la noticia,
    una noche a la otra comparte su saber.
Sin palabras, sin lenguaje,
    sin una voz perceptible,
por toda la tierra resuena su eco,
    ¡sus palabras llegan hasta los confines del mundo!

Dios ha dispuesto en los cielos
    un lugar para el sol.
Y este, como novio que sale de la alcoba nupcial,
    se apresta, cual atleta, a recorrer el camino.
Sale de un extremo de los cielos
    y, en su recorrido, llega al otro extremo,
    sin que nada se libre de su calor.

La ley del Señor es perfecta:
    infunde nuevo aliento.
El mandato del Señor es digno de confianza:
    da sabiduría al sencillo.
Los preceptos del Señor son rectos:
    traen alegría al corazón.
El mandamiento del Señor es claro:
    da luz a los ojos.
El temor del Señor es puro:
    permanece para siempre.
Las sentencias del Señor son verdaderas:
    todas ellas son justas.
10 Son más deseables que el oro,
    más que mucho oro refinado;
son más dulces que la miel,
    la miel que destila del panal.
11 Por ellas queda advertido tu siervo;
    quien las obedece recibe una gran recompensa.

12 ¿Quién está consciente de sus propios errores?
    ¡Perdóname aquellos de los que no soy consciente!
13 Libra, además, a tu siervo de pecar a sabiendas;
    no permitas que tales pecados me dominen.
Así estaré libre de culpa
    y de multiplicar mis pecados.

14 Sean, pues, aceptables ante ti
    mis palabras y mis pensamientos,
    oh Señor, roca mía y redentor mío.