Chinese Contemporary Bible (Simplified)

撒迦利亚书 7:1-14

呼吁公义和怜悯

1大流士王四年九月,即基斯流月四日,耶和华的话传给了撒迦利亚2那时,伯特利人差遣沙利色利坚米勒及其随从去向耶和华求恩。 3他们问万军之耶和华殿里的祭司和先知:“我们还要照多年的惯例在五月哀伤、禁食吗?”

4万军之耶和华的话传给了我,说: 5“你要对境内的民众和祭司说,‘七十年来,你们在五月和七月禁食、哀伤,难道真的是为了我吗? 6你们吃喝,难道不是为自己吃、为自己喝吗? 7这些不是耶和华借从前的先知所宣告的吗?当时耶路撒冷和周围的城邑人口兴盛、繁荣,南地和丘陵都有人居住。’”

8耶和华的话又传给了撒迦利亚,说: 9“万军之耶和华曾对你们的祖先说,‘要秉公行义,彼此以慈爱和怜悯相待。 10不可欺压寡妇、孤儿、寄居者和穷人,不可设阴谋彼此相害。’ 11他们却不理会,背过身去,充耳不闻, 12心如铁石,不遵从律法,也不遵从万军之耶和华借着祂的灵指示从前的先知所说的话。因此,万军之耶和华非常愤怒。 13祂说,‘我曾呼唤他们,他们不听;将来他们呼求我,我也不听。 14我要用旋风把他们吹散到陌生的万国中,使他们的土地荒凉、杳无人迹,因为他们使美好的土地一片荒凉。’”

Nueva Versión Internacional (Castilian)

Zacarías 7:1-14

Justicia y misericordia en lugar de ayuno

1En el cuarto año del reinado del rey Darío, en el día cuatro del mes noveno, que es el mes de quisleu, la palabra del Señor vino a Zacarías. 2El pueblo de Betel había enviado a Sarézer y a Reguen Mélec, y a sus hombres, a buscar el favor del Señor 3y a preguntarles a los sacerdotes de la casa del Señor Todopoderoso y a los profetas: «¿Debemos observar en el quinto mes un día de duelo y abstinencia, tal como hemos hecho todos estos años?»

4Vino entonces a mí esta palabra de parte del Señor Todopoderoso:

5«Dile a todo el pueblo de la tierra,

y también a los sacerdotes:

“Cuando vosotros ayunabais y os lamentabais

en los meses quinto y séptimo

de los últimos setenta años,

¿realmente ayunabais en mi honor?

6Y, cuando coméis y bebéis,

¿acaso no lo hacéis para vosotros mismos?”»

7¿No son estas las palabras

que por medio de los antiguos profetas

el Señor mismo proclamó

cuando Jerusalén y las ciudades cercanas

estaban habitadas y tenían paz,

cuando el Néguev y las llanuras del oeste

también estaban habitadas?

8La palabra del Señor vino de nuevo a Zacarías. Le advirtió:

9«Así dice el Señor Todopoderoso:

»“Juzgad con verdadera justicia;

mostrad amor y compasión

los unos por los otros.

10No oprimáis a las viudas ni a los huérfanos,

ni a los extranjeros ni a los pobres.

No maquinéis el mal en vuestro corazón

los unos contra los otros”.

11»Pero ellos se negaron a hacer caso. Desafiantes, volvieron la espalda, y se taparon los oídos. 12Para no oír las instrucciones ni las palabras que por medio de los antiguos profetas el Señor Todopoderoso había enviado con su Espíritu, endurecieron su corazón como el diamante. Por lo tanto, el Señor Todopoderoso se llenó de ira. 13“Como no me escucharon cuando los llamé, tampoco yo los escucharé cuando ellos me llamen —dice el Señor Todopoderoso—. 14Como con un torbellino, los dispersé entre todas las naciones que no conocían. La tierra que dejaron quedó tan desolada que nadie siquiera pasaba por ella. Fue así como convirtieron en desolación la tierra que antes era una delicia”».