Eclesiastés 9:2

Para todos hay un mismo final:

para el justo y el injusto,
para el bueno y el malo,
para el puro y el impuro,
para el que ofrece sacrificios
    y para el que no los ofrece;
para el bueno y para el pecador,
para el que hace juramentos
    y para el que no los hace.

Leer más de Eclesiastés 9